Saltar al contenido
Viajes a Francia

¿Qué pasó en 1874 en España?

¡Pulsa aquí para ver los Mejores Alojamientos para tu viaje a Francia!

En el año 1874, España se encontraba en una época de turbulencia política y social. Tras la Revolución de 1868, se había establecido un gobierno provisional que llevó a cabo importantes avances en materia de libertades y derechos, pero que también generó descontento entre las diferentes facciones políticas del país.

En este contexto, en enero de 1874, el general Arsenio Martínez Campos lideró un pronunciamiento militar que puso fin al gobierno provisional y restauró la monarquía de los Borbones en la figura de Alfonso XII. Este hecho marcó el inicio de la Restauración, un periodo de estabilidad política y económica que duraría hasta la crisis del 98.

Pero ¿qué otras cosas sucedieron en España durante ese año? En este artículo, exploraremos los acontecimientos más relevantes de 1874 en España, desde la llegada de Alfonso XII al trono hasta la fundación de importantes instituciones y organizaciones sociales.

Descubre quién fue el monarca en el periodo de 1873 a 1874

En el año 1874, España vivió una época de inestabilidad política y social. En ese momento, el país se encontraba bajo el gobierno de Amadeo I de Saboya, quien había llegado al trono en 1871 tras la Revolución de 1868 que puso fin al reinado de Isabel II.

El reinado de Amadeo I fue breve y tumultuoso, ya que tuvo que lidiar con una serie de conflictos políticos y sociales que debilitaron su gobierno. En 1873, se produjo el Golpe de Estado del General Pavía, que provocó la disolución del gobierno y la convocatoria de nuevas elecciones.

En este contexto de crisis, Amadeo I intentó mantener el equilibrio entre las diferentes facciones políticas, pero su posición se hizo cada vez más precaria. En febrero de 1874, el rey presentó su renuncia al trono, cansado de las presiones y las críticas que recibía.

Tras la renuncia de Amadeo I, se abrió un período de interinidad en el que se sucedieron varios gobiernos republicanos. Sin embargo, este periodo fue breve, ya que en diciembre de 1874 el general Arsenio Martínez Campos dio un Golpe de Estado que puso fin a la Primera República y dio paso a la restauración borbónica.

Descubre quién fue el primer presidente de la República española – Historia y curiosidades

En el año 1874, España se encontraba en una situación política complicada. Después de la Revolución de 1868, que había llevado al trono a Amadeo de Saboya, se produjo un descontento generalizado entre la población, que se manifestaba en constantes disturbios y levantamientos populares.

Ante esta situación, el general Arsenio Martínez Campos dio un golpe de estado en diciembre de 1874, poniendo fin a la Primera República española y restaurando la monarquía con el rey Alfonso XII.

Durante los pocos meses que duró la Primera República, el primer presidente fue Francisco Serrano Domínguez, también conocido como el duque de la Torre. Serrano había sido uno de los líderes del levantamiento contra Isabel II en 1868 y fue elegido presidente por las Cortes Constituyentes en junio de 1873.

Sin embargo, la presidencia de Serrano estuvo marcada por la inestabilidad política y la falta de apoyo popular. Además, la economía española estaba en crisis y la Primera República no logró solucionar los problemas del país.

Tras el golpe de estado de Martínez Campos en 1874, Serrano se exilió en Francia y no volvió a participar activamente en la política española.

Sin embargo, su mandato estuvo marcado por la inestabilidad política y la crisis económica, lo que llevó a la restauración de la monarquía con Alfonso XII.

Restauración en 1874: Descubre qué militar dio el golpe de Estado que marcó el inicio de esta época

En 1874, España estaba sumida en una profunda crisis política y económica. La Primera República había fracasado y el país se encontraba sin un gobierno estable. En este contexto, el General Arsenio Martínez Campos dio un golpe de Estado que marcó el inicio de la Restauración.

Martínez Campos era un militar con una larga trayectoria en el ejército español. Había participado en diversas guerras y se había destacado por su valentía y liderazgo. En 1868, había apoyado el derrocamiento de la reina Isabel II y había sido uno de los firmantes del Manifiesto de Manzanares, que pedía la instauración de una República Federal.

Sin embargo, en 1874, Martínez Campos cambió de opinión y decidió dar un golpe de Estado para restaurar la monarquía. El 29 de diciembre de ese año, se sublevó con un grupo de militares en Sagunto y se dirigió hacia Madrid. Allí, proclamó el restablecimiento de la dinastía borbónica y ofreció la corona al Príncipe Alfonso de Borbón, que tenía sólo 12 años en ese momento.

La Restauración duró hasta 1931 y se caracterizó por una vuelta al orden y a la estabilidad política. Durante este periodo, España experimentó un importante desarrollo económico y cultural, aunque también hubo tensiones sociales y políticas. La Restauración finalizó con el advenimiento de la Segunda República en 1931.

Su acción supuso el restablecimiento de la monarquía borbónica en España y la vuelta a la estabilidad política y económica del país durante varias décadas.

La República en España: Fechas clave y su impacto histórico

En España, el año 1874 fue un momento de transición política. Después de la caída del régimen de la Primera República en 1873, se estableció la Restauración borbónica con la llegada al trono de Alfonso XII. Esta restauración monárquica supuso un cambio profundo en la forma de gobierno del país, que se mantuvo hasta la proclamación de la Segunda República en 1931.

La Primera República en España, que se estableció en 1873 tras la Revolución de 1868, fue un período breve pero intenso. Durante este tiempo se llevaron a cabo importantes reformas sociales y políticas, como la abolición de la esclavitud, la libertad de prensa y la separación de Iglesia y Estado. Sin embargo, la República tuvo que hacer frente a numerosos problemas, como la inestabilidad política, el descontento social y la oposición de sectores conservadores.

En este contexto, el Golpe de Estado del general Pavía en enero de 1874 supuso el fin de la Primera República y el inicio de la Restauración borbónica. Alfonso XII, hijo de Isabel II, fue proclamado rey de España en diciembre de ese mismo año. Con su llegada al trono, se estableció un régimen político conservador y autoritario que se caracterizó por la represión de las libertades civiles y políticas.

La Restauración borbónica en España, que se extendió desde 1874 hasta 1931, fue un período de estabilidad política y económica, pero también de inmovilismo y retraso en materia de derechos y libertades. Durante este tiempo se produjo un importante desarrollo económico y cultural en el país, pero también se mantuvieron estructuras sociales y políticas anacrónicas, como el caciquismo y la corrupción.

Finalmente, en 1931 se produjo un nuevo cambio político en España con la proclamación de la Segunda República. Este período supuso una nueva etapa de reformas y avances sociales y políticos, como la aprobación de la Constitución de 1931 y la reforma agraria. Sin embargo, la Segunda República también tuvo que hacer frente a importantes desafíos, como el auge del fascismo y el estallido de la Guerra Civil en 1936.

Este régimen político, que se mantuvo durante más de medio siglo, supuso un período de estabilidad y desarrollo económico, pero también de inmovilismo en materia de derechos y libertades. Finalmente, en 1931 se produjo un nuevo cambio político con la proclamación de la Segunda República, que supuso una nueva etapa de reformas y avances sociales y políticos, pero también de importantes desafíos y conflictos.

En conclusión, el año 1874 fue un período de cambios significativos en España. La Restauración de la monarquía supuso el fin de la Primera República y el inicio de una nueva etapa en la que el país se enfrentó a numerosos desafíos políticos, económicos y sociales. El reinado de Alfonso XII, aunque breve, fue clave para la modernización de España y el fortalecimiento de la figura del monarca como símbolo de unidad y estabilidad. A pesar de las dificultades, este periodo también fue testigo del surgimiento de nuevas corrientes artísticas y literarias que marcarían el comienzo de la Edad de Plata de la cultura española. En definitiva, el año 1874 representó un punto de inflexión en la historia de España que dejó una huella indeleble en la sociedad y la cultura del país.
En resumen, 1874 fue un año de gran importancia para España, marcado por la Restauración Borbónica tras el fin del Sexenio Democrático. El golpe de Estado de Martínez Campos y la proclamación de Alfonso XII como rey trajeron consigo una nueva etapa de estabilidad política y económica en el país, aunque también supuso la pérdida de ciertas libertades civiles y políticas. Además, este año también se caracterizó por la aprobación de la Constitución de 1876, que estableció una monarquía constitucional y sentó las bases del sistema político español durante las décadas siguientes. En definitiva, 1874 fue un año clave en la historia de España que sentó las bases de la España contemporánea.

Reserva tu Alojamiento en cualquier lugar de Francia

Configuración