Saltar al contenido
Viajes a Francia

¿Cuánto tardas en ver Marsella?

¡Pulsa aquí para ver los Mejores Alojamientos para tu viaje a Francia!

Marsella, la segunda ciudad más grande de Francia, es un destino turístico que atrae a millones de visitantes cada año. Con su impresionante puerto, su historia rica y su vibrante cultura, esta ciudad ofrece una experiencia única para quienes la visitan. Pero, ¿cuánto tiempo se necesita para explorar Marsella de manera adecuada? ¿Es suficiente un fin de semana o se necesita más tiempo? En este artículo, exploraremos el tiempo necesario para ver Marsella y hacer algunas recomendaciones sobre qué lugares visitar en su estadía. ¡Acompáñanos en esta aventura por la hermosa ciudad de Marsella!

Descubre lo mejor de Marsella en 1 día: los lugares imprescindibles que no te puedes perder

Si estás planeando una visita a Marsella, es posible que te preguntes cuánto tiempo necesitas para ver lo más importante de la ciudad. Si dispones de solo un día, no te preocupes, ¡aún puedes descubrir los lugares imprescindibles que no te puedes perder!

Mañana:

Comienza el día temprano visitando la Basílica de Notre Dame de la Garde, un lugar icónico de Marsella que ofrece vistas panorámicas de la ciudad y el mar Mediterráneo. Puedes llegar a la cima de la colina en autobús o en un pequeño tren turístico. La Basílica es un lugar de culto, así que recuerda vestirte adecuadamente.

Después de disfrutar de las vistas, dirígete al Puerto Viejo de Marsella, el barrio más antiguo de la ciudad. Aquí encontrarás el famoso mercado de pescado, donde podrás probar algunos de los mejores mariscos frescos de la región. Además, puedes dar un paseo por el puerto y disfrutar de las vistas de los barcos y el mar.

Tarde:

Para la tarde, visita el Museo de Historia de Marsella, ubicado en el Centro Viejo de la ciudad. Aquí aprenderás sobre la historia de la ciudad desde la época griega hasta el presente. También puedes visitar el Palacio Longchamp, un impresionante edificio construido en el siglo XIX que alberga un museo de arte y un jardín público.

Para terminar el día, dirígete a la calle Cours Julien, un barrio bohemio lleno de tiendas y cafeterías. Aquí puedes disfrutar de una cena relajada y probar algunos platos típicos de la región, como la bouillabaisse, una sopa de pescado tradicional.

¡No te pierdas la Basílica de Notre Dame de la Garde, el Puerto Viejo, el Museo de Historia de Marsella y la calle Cours Julien!

Descubre cuál es la mejor época del año para visitar Marsella

Si estás planeando visitar Marsella, es importante que sepas cuál es la mejor época del año para hacerlo. La ciudad se encuentra en el sur de Francia y, como tal, tiene un clima mediterráneo.

La mejor época para visitar Marsella es en primavera y otoño, cuando las temperaturas son más suaves y agradables. Durante estos meses, podrás disfrutar de la ciudad sin el calor sofocante del verano y sin el frío del invierno.

En verano, Marsella puede ser bastante calurosa, con temperaturas que superan los 30 grados Celsius. Si no te importa el calor, esta puede ser una buena época para visitar las playas de la ciudad y disfrutar del ambiente veraniego.

Por otro lado, en invierno las temperaturas pueden ser bastante bajas y hay más probabilidades de lluvia. Sin embargo, si te gusta la temporada de Navidad, Marsella tiene un mercado navideño y una pista de patinaje sobre hielo en la Place Castellane.

Pero si no te importa el calor del verano o el frío del invierno, siempre puedes visitar la ciudad en cualquier época del año.

Descubre lo mejor de Marsella en 4 días: Guía de actividades y lugares imprescindibles

Marsella es una ciudad francesa ubicada en la costa mediterránea, llena de historia, cultura y gastronomía. Si estás planeando una visita, te recomendamos que te tomes al menos 4 días para explorarla y disfrutar de todo lo que tiene para ofrecer. A continuación, te presentamos una guía de actividades y lugares imprescindibles para que puedas descubrir lo mejor de Marsella en 4 días.

Día 1: Explora el casco antiguo

Comienza tu visita en el corazón de Marsella, el barrio del Panier, donde se encuentra el casco antiguo de la ciudad. Pasea por sus callejuelas empedradas, descubre sus plazas y disfruta de la arquitectura histórica de la zona. Visita la Catedral de la Mayor, el monumento más importante de la ciudad que data del siglo XII. También puedes visitar el Musée d’Histoire de Marseille, que cuenta con la historia de la ciudad desde la época griega hasta la actualidad.

Día 2: Disfruta de la costa

Marsella es conocida por su hermosa costa y playas. Dedica este día a explorar la Calanque de Sormiou, una cala de ensueño con aguas cristalinas. También puedes visitar la Calanque de Morgiou, otra cala cercana de belleza natural impresionante. No te pierdas la oportunidad de probar la especialidad local, la bouillabaisse, un delicioso guiso de pescado.

Día 3: Descubre la cultura y el arte

Marsella es una ciudad rica en cultura y arte. Visita el Museo de Arte Contemporáneo, que cuenta con una colección impresionante de arte moderno y contemporáneo. También puedes visitar la Abadía de San Víctor, una iglesia románica que data del siglo XI y es conocida por su arquitectura y sus frescos medievales.

Día 4: Explora los alrededores de Marsella

Marsella está rodeada de hermosos paisajes naturales y pueblos encantadores. Dedica este día a explorar algunos de los alrededores, como la Ciudadela de Saint-Tropez, un pintoresco pueblo costero con hermosas playas y un puerto deportivo. También puedes visitar la Ciudadela de Aviñón, una ciudad amurallada que data del siglo XIV y es conocida por su arquitectura medieval.

Sigue nuestra guía de actividades y lugares imprescindibles para descubrir lo mejor de Marsella en 4 días.

Descubre los mejores planes para disfrutar de Marsella en 3 días

¿Cuánto tardas en ver Marsella? Si tienes solo 3 días, ¡te contamos los mejores planes para que aproveches al máximo tu estancia!

Día 1: El casco antiguo y el puerto viejo

Comienza tu primer día explorando el casco antiguo de Marsella, conocido como el Le Panier. Aquí encontrarás calles estrechas y pintorescas, tiendas de artesanía y restaurantes con terrazas encantadoras. No te pierdas la vista panorámica desde la terraza de la Vieille Charité, un antiguo hospicio convertido en museo.

A continuación, dirígete al puerto viejo, el corazón de Marsella. Aquí podrás ver los barcos pesqueros y los yates de lujo, y disfrutar de una deliciosa comida en uno de los muchos restaurantes de mariscos. También puedes visitar el Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo (MuCEM), que cuenta con exposiciones sobre la historia y la cultura de la región.

Día 2: Las calas y el Parque Nacional de los Calanques

El segundo día, dedica tu tiempo a explorar las calas de Marsella. Estas son bahías rocosas con aguas cristalinas que se encuentran a lo largo de la costa. La mejor manera de llegar a las calas es en barco desde el puerto viejo.

También puedes visitar el Parque Nacional de los Calanques, un impresionante parque natural que se extiende desde Marsella hasta Cassis. Aquí podrás hacer senderismo, nadar, bucear y disfrutar de las impresionantes vistas del Mediterráneo.

Día 3: El Castillo de If y la Basílica de Notre-Dame de la Garde

En tu último día en Marsella, visita el Castillo de If, una fortaleza en una pequeña isla frente a la costa. El castillo es famoso por ser el escenario de la novela de Alejandro Dumas, El Conde de Montecristo.

También puedes subir a la Basílica de Notre-Dame de la Garde, una iglesia en la cima de una colina que ofrece vistas panorámicas de la ciudad y el mar. La basílica es uno de los lugares más emblemáticos de Marsella y es un punto de referencia para los marineros.

Con estos planes, ¡podrás disfrutar de lo mejor de Marsella en solo 3 días!

En conclusión, la ciudad de Marsella es un lugar que vale la pena visitar por su rica historia, su vibrante cultura y su impresionante belleza natural. Si estás planeando un viaje a Francia, asegúrate de incluir Marsella en tu itinerario y permítete disfrutar de todo lo que esta increíble ciudad tiene para ofrecer. Ya sea que te quedes unos pocos días o unas semanas, te garantizamos que no te arrepentirás de haber visitado Marsella, una de las joyas más preciadas de la costa mediterránea.
En conclusión, el tiempo que se tarda en ver Marsella depende de los intereses y actividades que se deseen realizar en la ciudad. Si se desea hacer un recorrido por los principales sitios turísticos, se puede hacer en uno o dos días. Sin embargo, si se quiere disfrutar de la gastronomía local, la vida nocturna o las playas cercanas, se recomienda al menos una semana. En cualquier caso, Marsella es una ciudad vibrante y multicultural que merece ser explorada con calma para descubrir todos sus encantos.

Reserva tu Alojamiento en cualquier lugar de Francia

Configuración